Estefanía González Pérez: llanerense de ida y vuelta

Llamadla Estefanía mejor que Fany, por favor, por las connotaciones semánticas en inglés. Estefanía González Pérez es una llanerense pertenece a la promoción del 73 del instituto de Llanera. La primera promoción llanerense de inglés. Hoy sabe que el inglés ayuda a romper los techos de cristal y llegar más alto. Pero de aquella el idioma era su pasaporte para hacer lo que más quería: viajar.

Dudaba entre la enfermería y la fisioterapia y acabó en empresariales, carrera que estudió con ganas y buenos resultados, a pesar del fallecimiento de su padre, que llevó tristeza a esos años que deben ser especialmente entusiastas en la vida.

La ida

La cercanía de los polígonos industriales fue clave en sus primeros años laborales. Trabajó como administrativa en varias empresas hasta que la crisis del 2008 la colocó en ERTE. No eran buenas las perspectivas y tomó lo que considera la mejor decisión de su vida: marchar. Se buscó una academia por internet, cuando lo de las redes sociales aún no estaba muy extendido, y se plantó en UK decidida a aprender definitivamente inglés. Allí comprobó que era algo que le iba a llevar mucho más tiempo de lo que ella había planeado. Echó currículos en no recuerda ya cuantos sitios y para trabajar de lo que fuese. Cuidadora, camarera, dependienta…. había que estar dispuesta a todo en su nueva vida inglesa. Pero nunca sospechó que una multinacional se iba a interesar por su experiencia en administración y en su español. Y así fue como apareció la multinacional americana de servicios financieros en el día a día de Estefanía. Trabajó cinco años para los de las tarjetas de crédito y pegó el salto a otra multinacional, también americana, pero de comercio electrónico.

Brighton es para Estefanía una ciudad abierta y cosmopolita, animada y animosa en la que la juventud se pierde muy, muy tarde. Sus calles están repletas de vida, de olores y sabores multiculturales, de estudiantes mezclados con gentes de edad en concurridos pubs con música en directo, gentes amantes del teatro y que viven de forma normalizada cualquier realidad. Gentes que no te miran: miran la vida. Brighton también es playa y paseos, la tranquilidad de un domingo de Sunday Roast y lluvia en casa, y alguna escapada, pocas, a Londres. Corre, boxea y hace spinning y yoga, pero sobe todo Estefanía practica la meditación, que no es una afición, si no una herramienta de vida.

Estefanía González, Gente de Llanera en Llanera Go Market
Estefanía en Posada
La vuelta

El teletrabajo permitió a Estefanía poder venirse,en cuanto se pudo a España. En realidad la multinacional empujó a su personal a teletrabajar, algo que ya estaba implantado en al cultura de su empresa, flexibilizando horarios para que se puedan realizar cometidos familiares o domésticos. Y constata que esta nueva forma de afrontar el día a día ha incrementado notablemente la productividad. Y así seguirán, teletrabajando, según su empresa, hasta la primavera de 2021.

Cuando llegó a España se sorprendió con el uso de las mascarillas, en el UK no está tan extendido. Tiene aquí dos hermanas, sobrinos y una madre que no puede dejar de serlo, ni tampoco cocinera. Quizás por eso no pasa un día en que Estefanía no salga a correr por Posada: hay que bajar la ingesta calórica propiciada por Peque. Aquí tiene amistades, con las que comparte mesa y charla cuando se puede, y conocidos de siempre de Llanera, con quien comentar sobre el tiempo, la vida inglesa o la pandemia ante un buen café – especialmente si el café es el de Antonio – . Aprovecha su estancia en casa para ir al que considera mejor dentista con diferencia: la visita a Barbón es obligada.

Vive esta situación de pandemia sin angustia, pero con aceptación y responsabilidad. Cree que se dan demasiadas cifras y se cuentan pocas realidades.

El regreso

Pronto tendrá que volver a Brighton, y es que su cualificación laboral no la exime de ciertas obligaciones, como no pasar más de seis meses fuera de su domicilio inglés. Y cuando vuelva llamadla con todas las letras: Estefanía, que Fany… ya no vive aquí.

 


Síguenos en FB, y en Instagram

Y si tienes un negocio en Llanera, regístrate aquí