Mónica y las guajas del Llanera

 

Llanera Covarores AsturiasNo vamos a entrar en pormenores sobre su nacimiento: si el DNI pone Llanera, Mónica Díaz Cañadas es de Llanera (a pesar de haber nacido en Oviedo). El caso es que desde su más tierna infancia Llanera es su casa, en la que todos están vinculados a Llanera, hasta su madre, “granaína” de nacimiento. Es la actual delegada del UD Llanera femenino y contagia entusiasmo por nuestra guajas.

Con gran esfuerzo de sus padres, estudió en el École, en Santa Rosa, y cuando no estudiaba, leía, una de sus grandes aficiones, o jugaba al baloncesto, su otra gran afición. Entre ambas, y forzosamente por una lesión de rodilla, la lectura ganó al basket

Pero Mónica no se pasaba el tiempo libre solo leyendo. Y es que del día para esta joven llanerense hay que aprovechar cada hora, y qué mejor que invertir parte de ese tiempo en la tierra que adora. Colaboró de manera muy activa en la Asociación Llanera Joven y en la festejos PerLugo. Ahora ya ve “los toros desde la barrera” dice, pero no es así tampoco.

Inquieta y vital, el amor y las casualidades de la vida la llevaron al fútbol femenino. Se enamoró de Carlos Mateos de Diego. Y hace 8 años hizo amistad con varias jugadoras del UD Llanera. Unas estaban sin entrenador, y Mónica tenía un novio que podía entrenarlas. ¡Dicho y hecho!

Union deportivo Llanera Asturias

 

Carlos empezó a pegar patadas a un balón en el Loyola de Oviedo. A los 17 años   inició su carrera en fútbol sala consiguiendo varios ascensos con el Pumarin F. S, con el que llegó a jugar en categoría nacional, y también en la selección asturiana. Durante este tiempo entrenó a varios equipos alevines, cadetes y juveniles, se licenció como entrenador en la RFEF y se diplomó en Educación Física. Lleva ya ocho temporadas en el UD Llanera Femenino, en las cuales ha conseguido ascender al equipo a categoría nacional en dos ocasiones, además de compaginarlo con el entrenamiento de equipos de base del Llanera, infantiles y alevines.

Mónica Díaz Cañadas es la orgullosa delegada del equipo, pero es mucho más que eso. Cuida a cada una de sus jugadoras que saben que ella siempre está ahí para lo que necesiten. Ha visto evolucionar el deporte de competición de mujeres. Se han dado pequeños pasos. El fútbol femenino se ha hecho un poco más visible, y esto para Mónica es fundamental, ya que a mayor visibilidad mayor demanda y por tanto mayor crecimiento.

 

Las que van a crecer con Mónica seguro son las últimas incorporaciones al equipo. Una cantera de la que la delegada se siente especialmente orgullosa y esperanzada. Las campañas de captación han dado sus frutos. Esta temporada en las categorías alevines e infantiles se han puesto las botas más niñas que niños. Y eso es raro: no en todos los sitios hay equipos mixtos con mayoría de féminas.

Con esa actitud positiva que la caracteriza, Mónica dice que su equipo es un privilegiado. Tienen la ayuda de todo el club y del Ayuntamiento de Llanera. Eso sí: más implicación de las empresas privadas no estaría de más. Y es que ese un tiempo que aún no se ha jugado: el apoyo privado al deporte de mujeres y de algunas otras instituciones.

 

UD Llanera Femenino fútbol asturias

Defensora del comercio de proximidad, no echa nada en falta de Llanera: moda, flores, alimentación… para Mónica todo está en Llanera, sin tener que recurrir a otras marcas o grandes establecimientos, y apoyando así la economía de nuestra gente. Es también adepta a Los Covarones, y a buen seguro que cuando su equipo la deja un ratito libre, aprovechando algún rayo del sol de Llanera, por allí andará con un libro entre manos, y viendo la luz , como buena optimista que es, en este túnel de la pandemia.

 

De momento el UD Llanera Femenino sigue adelante, bien posicionado, y recogiendo los frutos de un buen trabajo en equipo.

¡Vamos guajas! ¡Avanti Llanera!

 

 

 

¡Síguenos en FB, y en Instagram!

Y si tienes un negocio en Llanera, regístrate aquí