Roberto Junquera, la gaita de Santufirme

Roberto Junquera, la gaita de SantufirmeCon sol, el Picu Santufirme es el mejor lugar de ensayo para Roberto Junquera y su gaita.  Junto a una garrafa de agua de Fuente Fuécara y el paisaje, Roberto  brinda al sol allí algunas piezucas.

Roberto es músico de los pies a la cabeza. De pequeño no le gustaba nada la gaita asturiana. Nació en Oviedo pero a los 3 años ya corría por Lugo de Llanera. A los 11 durante una visita a un ensayo de la banda de gaitas en la que estudiaba una de sus primas, inició su romance con este instrumento y su mundo. Primero la gaita, luego el piano, después la percusión tradicional, el clarinete y el acordeón.

La Escuela Municipal de Música de Llanera fue su sala de juegos y el escenario de descubrimiento de sonidos e instrumentos. Y también fue su lugar de trabajo como profesor de informática musical. Aunque hay que reconocer que no solo de música estaba llena la vida de Roberto. Los coches y los camiones son su otra pasión.

Estando al frente de las grabaciones de Bunker Estudios, conoció a Alberto Rionda, guitarrista de Avalanch, grupo al que luego se unió como teclista y amigo para recorrer España y parte de Latinoamérica. El trabajo le separó del grupo, pero encontró otro grupo, también de buenos amigos, con los que empezó a trabajar un pequeño repertorio de Folk. Aquello fue creciendo y gustando cada vez más, y nació Guxán de Lluz, Y de nuevo a la carretera. Tras un parón folk de un año, vuelve a unirse a otro grupo de amigos, y un nuevo nacimiento: Asgaya.

Aunque vive en Noreña, Roberto tiene su empresa, Luna Music Estudios en Lugo. Aquí creció y aquí trabaja, y de aquí siguen saliendo sus últimas apuestas musicales, proyectos personales que luchan contra el estado desolado en el que ha dejado la pandemia al mundo musical.

Roberto Junquera LlaneraDa gracias por la salud, pero para Roberto esta situación es ya insostenible. El trabajo en el sector se extiende de Mayo a Octubre. Y desde Octubre de 2019 todo está parado, con inversiones en material, equipos de sonido, pantallas, luces, camiones, escenarios… Y se considera privilegiado porque por lo menos él puede tenerlo todo parado en una nave y no en la calle, dañándose inevitablemente, como les ocurre a otros compañeros.

En medio de la pandemia, Roberto vuelve a encontrar en un amigo la forma de dar forma a la música. Y nacen Patios Con-Encanto, junto a Indalecio Santos, jefe de estudios en el colegio de Noreña. 30 minutos de recreo activo y musical para unos críos a los que el confinamiento y las restricciones, les robaron horas de juego y risas. Desde Magia a Karaoke, pasando por el Teatro Musical o el baile moderno. Una iniciativa que lanzaron a todos los colegios de Asturias, pero pocos fueron los que tuvieron un minuto para contestar  la propuesta. En Llanera cuajó. Ese mail llegó a manos de la concejala de Cultura, Eva María Pérez, que llevó la actividad a los tres colegios del concejo.

A Roberto lo de estar sin hacer nada no le va. Lo que no se entiende muy bien es cómo consigue dar tanto a tantos. Además de todo lo anterior, anda con su cuarteto Celthia en un viaje de descubrimiento de involución de la música desde los 60, al que podéis echar un vistazo aquí.

Por otro lado, preparando su ya cuarto disco de versiones con gaita que está grabando en Luna Music en Llanera. Se puede seguir el proyecto aquí.

Y algo más saldrá, seguro, porque de la grata sopresa que tuvo al saber del proyecto www.llaneraesarte.es  del Ayuntamiento de Llanera, va sumando sinergias.

Entre café y café por Llanera, Roberto seguirá haciendo o encontrando amigos para poner en marcha algo bueno. Y siempre nos quedará un día de sol para que Roberto Junquera haga sonar la gaita de Santufirme.

 

¡Síguenos en FB, y en Instagram!

Y si tienes un negocio en Llanera, regístrate aquí